Justicia Divina

Ustedes hablan de la Justicia Divina como si supieran realmente lo que es ¿por qué hablan de lo que no saben? Aprendan, nosotros les guiamos para que entiendan y mejoren cada uno de ustedes y aprendan a convivir amorosamente.

Hablan del desapego como una virtud que el ser humano debe practicar, pero ¿creen realmente que desapegándose del entorno van a ser más auténticos?

Las emociones son parte del ser, emanan del alma, son virtudes, si intentan desapegarse y dejar de lado las emociones se volverán seres fríos incluso despiadados.

¿Creen que el sufrimiento ajeno se debe sólo al Karma y es consecuencia de acciones inapropiadas? Incluso cuando la persona que sufre no es muy cercana o querida piensan que ellos se lo han buscado, que todo es acción-reacción.

Pero cuando les ocurre algo grave o preocupante a ustedes mismos o a sus hijos ¿piensan del mismo modo? ¿O piden la Gracia de Dios o del Universo para que se apiade de ustedes?

Están en un punto en que las personas utilizan la espiritualidad para aislarse de problemas, evadirse o simplemente dejar de  sentir dolor, pena o cualquier otro sentimiento que les desborde emociones. ¿Se acuerdan de la compasión? Quizá sería buen momento para pensar en ella, reflexionar meditar esa palabra y desarrollar su sentido ¿saben que hay Maestros que son compasión?

                                                                                                                                                                                 

Un mundo compasivo es un mundo comprensivo y como consecuencia el amor será la fuente que reconforte y alivie ese dolor al que están expuestos todos en cualquier momento.

Cuidar un enfermo sin sentir compasión por él es actuar de modo frío y el enfermo no se sentirá realmente reconfortado, se puede llegar a sentir un estorbo.

Desapego sería actuar desde una perspectiva ajena y nadie puede estar ajeno al dolor, a la enfermedad, a las guerras, abusos,  malos tratos…

Olvidan el sentido de sus vidas: interactuar, y si no lo hacen desde la emoción no sabrán lo que es el amor. Cómo ya os hemos enseñado el dolor es un peldaño evolutivo y la compasión es un peldaño más.

Con eso que les platicamos no decimos que deben empatizar con el dolor del mundo, sino que deben pensar que ese ser que sufre pueden ser ustedes en algún momento de sus vidas o quizá en otras ¿cómo les gustaría sentirse? ¿Juzgados?  Preferirían ver que el mundo está con usted, cercano, comprensivo, amoroso y enormemente compasivo.

La Ley Divina no castiga, enseña para crecer, manda pruebas, pero todas ellas superables y otras veces gratificantes, pero castigos jamás.

Piensen, reflexionen, mediten y no justifiquen el dolor ajeno como consecuencia de la Ley Divina.

Nosotros desde la Luz les mandamos  energía amorosa a sus mentes para que les ayude a ser compasivos con el prójimo y con ustedes mismos.

Guia de la Orden Blanca.

Yo soy compasión, la que anida en ustedes, apagada desde que les enseñaron que el desapego es una virtud evolutiva, un concepto equivocado. El que reprime las emociones nunca puede ser feliz, porque no se permite sentir y el que no siente no crece. Están en la Tierra el paraíso de las emociones, tienen cuerpo y mente y deben sentir.

Aprendan a estar serenos para poder actuar, que la emoción no les desborde, no deben actuar cómo si ustedes fuesen los enfermos, maltratados o agredidos, piensen que el prójimo espera de usted lo que  usted espera del prójimo y la mejor actitud la tomarán cuando miren a los ojos del que sufre y se vean ustedes mismos, entonces sentirán en su interior esa emoción que le llevará a la compasión.

El desapego está mal entendido y en sus estados evolutivos practicarlo  es prácticamente imposible, tiempo tendrán, pero ahora deben practicar la compasión.

La Justicia Divina se encarga de que todo esté en su sitio pero comprender y aceptar el sitio que a cada uno le corresponde es tarea difícil. No siempre es Karma, es evolución o pruebas pactadas en otro plano, pero no dicten sentencia ustedes que de bien seguro juzgaran severamente a quien se ponga por delate. Sean comprensivos y no juzguen el porqué del dolor humano, observen y sientan. Dejen que sus corazones palpiten cuando vean injusticias porque si no hay nadie que se implique nunca se conseguirá justicia humana. Sean guerreros de la luz, sean almas compasivas, sean justos con el mundo, que la Justicia Divina lo era, es y será.

Hágase la luz en todos los humanos para que se conviertan en seres compasivos y puedan vivir en un mundo justo, armonioso, amoroso y en paz.

Anuncios

7 pensamientos en “Justicia Divina

  1. Sanoke dice:

    Júlia muchas gracias por este texto aclaratorio… Gracias por recordarnos la importancia de las EMOCIONES Y LA COMPASIÓN. Como habitualmente hago, escojo el fragmento que más me gusta:

    “Dejen que sus corazones palpiten cuando vean injusticias porque si no hay nadie que se implique nunca se conseguirá justicia humana. Sean guerreros de la luz, sean almas compasivas, sean justos con el mundo, que la Justicia Divina lo era, es y será.

    Hágase la luz en todos los humanos para que se conviertan en seres compasivos y puedan vivir en un mundo justo, armonioso, amoroso y en paz”.

    ¿¿Alguien se anima a dejar el suyo??( me siento solita…) ALguien quiere compartir algo???

  2. Sanoke,
    Tú nunca estarás sola.
    El fragmento que has elegido me parece hermoso, es cierto que cuando no nos interesa algo miramos hacia otro lado y quizá es tiempo de implicarse en la mejora de la humanidad.
    Besos.

  3. ageyron dice:

    Me encanta lo que escribes Julia. Son mensajes espirituales de lo más inspiradores. Los siento como próximos y las verdades que encierran son universales. Creo que hemos de aprender a leerlas de manera neutral, sin compararla con lo que creemos saber o hemos hecho nuestro. Leerlos con ecuanimidad, dejar que resuenen en nuestro interior y observar sus frutos.

    Todo lo que he leído se puede llevar a nuestra vida cotidiana y ese es el entorno en el que podremos reconocer si hemos realizado el aprendizaje o aún no. No basta con reconocer la verdad. Hemos de intentar actualizarla, hacerla nuestra y vivirla. Encarnarla, en definitiva. No es tarea fácil, y todos caemos en muchos momentos. Pero creo que es importante que ello nos haga más humildes y compasivos con el prójimo. En definitiva, con nosotros mismos y esa humanidad que compartiendo nos hermana.

    Pero la compasión no ha de ser una impostura, una idea feliz que se esfuma con facilidad cuando el viento no sopla a favor. Esa compasión nace del amor, pero también nos lleva a él. Pidamos esa Gracia que nos revela el auténtico amor. No como un pensamiento, sino como una experiencia. Sintámoslo, llenémonos de él aunque sólo sea un instante. Y no lo olvidemos jamás.

    Sanoke, yo escojo estas líneas:

    – El que reprime las emociones nunca puede ser feliz, porque no se permite sentir y el que no siente no crece. Están en la Tierra el paraíso de las emociones, tienen cuerpo y mente y deben sentir.

    Aprendan a estar serenos para poder actuar, que la emoción no les desborde, no deben actuar cómo si ustedes fuesen los enfermos, maltratados o agredidos, piensen que el prójimo espera de usted lo que usted espera del prójimo y la mejor actitud la tomarán cuando miren a los ojos del que sufre y se vean ustedes mismos, entonces sentirán en su interior esa emoción que le llevará a la compasión.-

  4. Ageyron,
    Pienso que tienes razón, tenemos que leer los mensajes de manera abierta, reflexionando, ya que aunque parece todo sencillo se complica a la hora de aplicar. El perdón, la compasión, la comprensión son temas muy tratados en muchas religiones y corrientes, pero ¿cómo lo llevamos? Si no aplicamos esos conceptos desde el amor, no nos valen informaciones más complejas.
    Y como tú bien dices: la compasión nace del amor, pero también nos lleva a él.
    Gracias por tus palabras que sin duda nos enriquecen.

  5. Este texto me ha gustado especialmente y lo agredezco muchísimo, por su claridad, su amplitud y lo mucho que enseña. El que nos recuerden que vivimos en un mundo de emociones y que debemos “bucear” en ellas, me parece fundamental, pues muchas veces se nos indica que no debemos “emocionarnos”; pero yo creo que sí, lo que tenemos que aprender es a trascendes esas emociones, pero no a eliminarlas, porque para vivir dentro de las emociones estamos aquí.
    Y el tema del desapego tan bien expliado aquí y tan mal comprendido me ha ayudado mucho. Entiendo que en muchos casos el desapego no es más que una forma de egoísmo; se vive con menos problemas cuando uno se aleja de las responsabilidades ajenas, pero eso no nos hace más humanos ni más espirituales; Jesús no mostraba desapego alguno, e incluso lloraba por quienes no lo entendían o por el sufrimiento ajeno, lo que hacía era no dejarse “embaucar” por los demás, pero no alejarse ni desentenderse.
    Como te digo, ha sido muy productivo para mí este texto. Esa forma de enfocar la justicia que nada tiene que ver con la que nosotros entendemos. Vamos, que no tiene desperdicio. Gracias por lanzarte a comunicar toda esta riqueza en la que vives.

    Besos

    • Hada,
      Me alegro que los textos te hagan reflexionar y llegar a tus propias conclusiones, que por lo que dices se ajustan a las mías.
      El desapego a veces se nos plantea como un distanciamiento hacia el prójimo y no es así, cada uno pensará distinto pero debemos replantearnos esas nuevas corrientes tan egocéntricas y no caer en el egoísmo como tú bien dices.
      Y en cuanto a las emociones lo mismo, hay que sentir, vibrar y vivir sin olvidar que nuestro prójimo también siente, vibra y vive.

      Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s