Un Bello Reencuentro en la Luz

almas gemelas

Esta canalización es un mensaje que me transmitieron  dos hermanas gemelas que cuentan su experiencia en la Tierra, su traumática separación y el maravilloso reencuentro en la Luz.

 

Somos Alba y Cris, llegamos a la vida un 23 de Marzo, vivimos juntas veintitrés años de nuestras vidas hasta que yo, Alba, perdí la vida en un accidente, fue tan inesperado que no podía marchar a la luz viendo el dolor que causé, vi a mamá desesperada y a Cris perdida como si no comprendiera la realidad de lo que estaba sucediendo, estuve a su lado mucho tiempo, algo me ataba a la Tierra, un lazo me ataba a Cris, ella estuvo enferma durante tiempo. Me seguía hablando como lo había hecho siempre, me contaba sus cosas y nos reíamos juntas, ella me percibía, aunque no lo dijo nunca a nadie. Yo le hablaba y le pedía que fuera valiente, que saliera de su depresión para que yo pudiera partir hacia la luz.

Pasó tiempo hasta que Cris conoció a Luck un veraneante que llegó a nuestro pueblo de vacaciones y se instaló a vivir, dijo que para hacer negocios pero era por amor a Cris, se casaron y tuvieron una bebe, poco a poco dejó de hablarme para hacerlo con su hija a la que le llamó Alba, como yo. El tiempo fue pasando y mi hermana se veía feliz, aunque el lazo no se rompía entre nosotras. Siempre le hablaba a su hija de mí, de nuestras aventuras de pequeñas y las cosas que nos hacían reír. Supe que estaba preparada para partir hacia la luz y así lo hice. Cuando llegué aquí sentí que me liberaba de ese lazo angustioso pero no del amor por mi hermana, ellos, los Maestros, me ayudaron a superar ese trance tardío, me contaron que los seres que se forman juntos en el vientre materno son tan hermanos en la vida física como en la luz y que debía seguir mi evolución que llegado el momento nos volveríamos a ver. Pude reencarnarme por varias veces pero mi deseo era esperar a mi amada hermana aquí y los Maestros me lo permitieron.

Hoy ha sido el reencuentro con Cris, ella llegaba resplandeciente, su tez parecía tener aquellos veintitrés años de cuando nos separamos. Yo estaba allí al salir del túnel de luz y aunque tardó unos momentos en verme la vi tranquila, segura, buscando a quién la recibiera y allí estaba yo con un latir de luz que se expandía, nos abrazamos con ese amor inexplicable, ya estábamos juntas de nuevo. Cris me dijo que no sintió miedo al morir porque sabía que yo la estaría esperando. Somos una misma luz, semillas que nacieron unidas y que tras ese periodo de separación volvemos a ser una sola luz.

Soy Cris, he vivido feliz pero siempre me faltó algo para sentirme plena, me han dicho que me explicarán el sentido que tuvo nacer juntas y separarnos tan pronto, sabré el sentido de ese vacío que nada lo llena, son propósitos que nos hacemos las almas y que todavía no sé, pero dicen que todo me quedará claro para poder avanzar, nunca pensé en otras vidas sólo en la fe de un Dios que sabe el porqué de las cosas, nunca pensé que me había quitado a mi hermana, sino que Él sabía el porqué de su partir. Siempre sentí a mi hermana cerca hasta que nació mi hija y sabía que hoy me estaría esperando. Es un gozo el reencuentro, es una dicha estar aquí, es un alivio esa paz. Tengo mucho que aprender y aunque no sé si estaré mucho tiempo con Alba lo viviré con esa fuerza que nunca nos separó porque sé que aunque nuestros cuerpos vivan nuevas experiencias nos volveremos a encontrar en la eternidad de nuestras almas, ya sé que somos inmortales y eso me hace sentir paz.

No despedimos de ti para pasar a la siguiente sala donde aprenderemos más cosas, si quieres pasar pídele permiso a Anahel.

 

© Canalizado por Julia García el 20 de marzo de 2014 en Barcelona. Se concede permiso para compartir el mensaje, sin alteraciones y citando la autora y el sitio web.

 

Anuncios

6 pensamientos en “Un Bello Reencuentro en la Luz

  1. Universo dice:

    Julia, hermoso relato. La importancia que damos en este plano a todos los acontecimientos, y la poca que tiene en el mundo de los espíritus. Es un tema que me encanta y he leído bastante al respeto. Felicidades por esta entrada llena de tantos mensajes.
    Un abrazo lleno de luz.

  2. Sanoke dice:

    Hola Júlia! QUé bella historia! Me ha hecho pensar en tod@s l@s gemel@s que conozco! jeje. Cada canalización es maravillosa. Gracias por dejarnos compartirlas con otr@s seres. Qué duras las separaciones… qué bonitos los reencuentros… sabor agridulce de la vida… y al igual qu Cris me da paz saber que somos seres inmortales.
    Un abrazo para ti y para todos los seguidores del blog 😉

    • Hola Sanoke,
      Sí, es una historia agridulce como lo es la vida pero esta vez con final feliz. Es curioso el vínculo entre gemelos.
      Gracias por seguir el blog y ayudarme a compartir los mensajes.
      Un besito

  3. ¡Cuántas dudas se me plantean! Entiendo que cuando parte un ser querido, existe un periodo en que no se le debe de molestar para que no perciba nuestro dolor y logre llegar y hacer lo que le corresponde. Pero pasado un tiempo, pienso que se puede dialogar con esa alma porque sigue existiendo amor y conexión entre los seres; algunos dicen que se les puede pedir ayuda porque ahora pueden ser como nuestros ángeles o consejeros. No me gusta abusar, pero sí hablar pues al fín y al cabo nuestro tiempo terrenal está englobado en un tiempo universal muy distinto, al menos así lo considero. No sé, supongo que una cosa es obsesionarse y otra muy distinta es vivir esa “comunión de los Santos”, un concepto que siempre me gustó mucho de la iglesia católica. Entender que siempre estamos unidos y que el amor permanece y que podemos seguir comunicándonos sin “estorbar” o “entorpecer” cada uno de los procesos, sino experimentando aquello que realmente venimos a desarrollar: nuestra plenitud en el amor.

    Mis dudas y mis propias respuestas que no sé si son certeras o no, pero que me ayudan.

    Muchos besos, Júlia

    • Hola Hada,
      Tus propias respuestas son muy parecidas a lo que me transmiten los seres que han traspasado y los Maestros.
      Hay un tiempo prudente para no interponerse en el proceso de su evolución. En este caso Alba era muy joven cuando murió de repente y causó mucho dolor, más el lazo que une a los gemelos hizo que no supiera avanzar. Hay que avanzar hacia la luz lo antes posible pero hay personas que por muchos motivos retrasan partir. Pedir ayuda a los familiares que ya no están entre nosotros es una costumbre que tienen bastantes personas y es de respetar porque en cuanto pueden nos vienen a visitar y ayudar en la medida que les es posible desde su estado evolutivo.
      No sé exactamente tus dudas, si quieres aclarar algo más me lo dices que si puedo te lo aclararé.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s