¿Por qué Enfermamos?

tejiendo la vida1

Convivimos con la enfermedad toda la vida, a veces propia y otras de personas cercanas, incluso algunos nos dedicamos al mundo de la sanidad, viendo todos los días el dolor de cerca. Cuando estamos inmersos en situaciones dolorosas nos podemos preguntar ¿por qué enfermamos? Aquí el Arcángel Miguel les da paso a Los Ángeles de la Nueva Era que nos ayudan a comprender. Este es otro fragmento del anterior texto “Paz sostenida” que nos amplía un poco más el tema de la enfermedad, aunque todavía no está completo.

[…] Como ya conocéis a veces os enfermáis vosotros mismos, alimentando actitudes y pensamientos de ira, resentimiento, miedo etc. que no sabéis controlar o eliminar de vuestra mente muchas veces frustrada por no haber podido ser quién pensabais o deseabais… Otras veces os enferma el entorno, las personas que os rodean, familiares, amigos, comunidades etc. que llenos de negatividad, envidia, rencor, sentido de posesión, manipulación, malos tratos etc. os atrapan energéticamente y si no sabéis distanciaros de todo eso os acaba enfermando. Con eso no queremos decir que os apartéis de todo el entorno sino que aprendáis a vivir sin que os afecte, difícil lo sabemos, eso requiere consciencia y amor, un trabajo constante y para siempre, aunque a veces hay que dejar atrás a personas e incluso países que os impidan avanzar. Un paso evolutivo que os tiene que llevar a comprender esa negatividad y limitación ajena, aceptarla como algo que no es vuestro pero sin sentiros superiores a vuestros hermanos limitados de conciencia. Aprended a tejer ordenadamente los hilos que en forma de personas o experiencias forman la vida, sin olvidaros que algunos hilos son fuertes de principio a fin en cambio otros son débiles y quebradizos, aprended a trabajar con todos ellos porque en el camino de la vida os encontraréis de todas clases. […]

Frecuentemente nacéis enfermos, sí, niños que nacen con malformaciones y enfermedades ¿por qué? Esta es una pregunta que os hacéis cuando veis en esas criaturas la inocencia y la pureza. Sí, la pureza y la inocencia habita en ellos pero su alma viene a experimentar de esta forma, algunos se curan tras un corto o largo y doloroso proceso, otros en cambio siguen enfermos el resto de sus días y otros desencarnan. No comprendemos cuando nuestra reflexión es humana- terrenal apegada al sentimiento de injusticia divina o error biológico, pero cuando se aplica el conocimiento espiritual se puede comprender, aunque el sentimiento de tristeza y sufrimiento persista ya que en la Tierra somos seres emocionales […]

De todos los que nacéis potencialmente enfermos algunos no llegáis a sentir los síntomas hasta la edad adulta ¿por qué entonces? Vuestra alma viene a experimentar y a limpiar antiguas vivencias (karma). Puede que con los años hayáis sanado muchas cosas, purificado vuestra alma y estéis cumpliendo vuestra misión de vida y no se os manifieste ninguna enfermedad o puede que no sólo no hayáis podido limpiar esas vivencias sino que hayáis vivido circunstancias que os haya agravado la situación, apartándoos así de vuestro propósito de vida o misión. La principal causa es el enfrentamiento con otros seres conocidos de otras encarnaciones, seres que os hirieron de alguna manera y siguen haciéndolo, quizá de otra, o de forma tan sutil que ni lo percibáis o puede que seáis vosotros los que sigáis hiriendo a los mismos seres una y otra vez o que vengáis a perdonar y no encontrando el camino del perdón os venguéis o enfrontéis de una u otra forma […]

En estos momentos hay almas evolucionadas superiores que han cumplido sus misiones en la Tierra y deciden volver a encarnar en seres humanos voluntariamente, con la intención de ayudar más de cerca, porque como humanos encarnados podéis ayudar de diferente manera que nosotros los que no somos visibles para la mayoría. Algunas personas dedicadas al mundo de la sanidad y de la investigación son almas evolucionadas superiores encarnadas con voluntad de servir. Otros espíritus voluntarios viven vidas austeras siendo los llamados “alma de la casa” del trabajo o de cualquier grupo, personas dispuestas a ayudar siempre que alguien lo necesita, a organizar eventos solidarios, voluntarios entregados a alguna causa social, eternos cuidadores de la familia… pero esa energía superior dentro de un cuerpo frágil y una mente que vive en el mundo de la ideas y de las emociones puede desestabilizarse por la presión autoimpuesta o la del entorno y puede enfermar, muchas veces con un gran repertorio de síntomas que no remiten, incluso enfermedades graves. Debéis buscar armonía y serenidad en la mente y respetar los límites del cuerpo y no hundiros en el mundo de las emociones que si bien algunas veces os crean felicidad otras os hunden en la tristeza y la depresión. Algunas de esas personas queriendo ser perfectos y llegar a todas partes se vuelven obsesivas, ellos recuerdan inconscientemente su misión en esta encarnación y si no la están desempeñando tienen una sensación de incumplimiento que les hace sufrir y perder el control de su mente, de su cuerpo y de sus vidas.

La estructura de la mente humana no suele estar abierta a conocer otras cosas que no sean demostrables o visibles, por eso cuando la enfermedad os alcanza no sabéis aceptarla. La visión espiritual de la enfermedad supone un paso a superar la experiencia porque se afronta con paz y comprensión, en cambio la negación de la espiritualidad en esos momentos supone hundirse en el miedo y cargar la culpa a Dios o renegar de Él.
Sabemos que lo que os decimos no es fácil de aplicar porque desde pequeños se os hace temerosos, desconfiados y con la creencia de que sólo hay una vida y después os perdéis en la nada ¿Cómo vais a saber afrontar la enfermedad con esas creencias? Nosotros conocemos ese miedo, lo vivimos, lo sentimos y aunque alguno de nosotros vivíamos en la fe de Dios nos costó afrontar la enfermedad. Nosotros os comprendemos y por eso queremos ayudaros a luchar cuando debáis hacerlo y a aceptar la llegada del traspaso cuando llegue la hora, con paz y serenidad, mostrándoos la luz del amor que os llevará a despertar a la nueva vida.
Queremos pediros que acompañéis a vuestros familiares y amigos en momentos de enfermedad con vuestras mejores palabras, con cariño y compañía, que nadie se sienta sólo, ni estorbo, ni culpable. Hacedles sentir queridos, aunque sea en silencio, con el calor de vuestras manos les haréis sentir la compañía que quita el miedo […]
A los que trabajáis cuidando o curando enfermos os pedimos humanidad, tratadlos como si fueran vuestros seres más amados o vosotros mismos ya que a veces os olvidáis del sufrimiento ajeno, no os perdáis en el apego al dolor pero no os olvidéis de la misericordia. […]

Vivid cada día con conciencia plena, sin crítica ni rencor, sin culpa ni recelo. Abrid la ventana de la vida para que entre el aire de paz que tanto necesitan vuestras almas ya ancianas, llenas de sabiduría pero también de dolor, llenas de experiencias positivas pero también amargas vivencias. Respirad la paz, vivid plenamente, libres, sin miedo y avanzad comprendiendo cada paso que dais, porque cuanto más abiertos estéis a aprender más fácil os será aceptar y cuanto más aceptéis más liviana será vuestra carga y vuestros pasos serán un gozo y el gozo os acercará a Dios.
Estamos siempre con vosotros amparándoos y ayudando a los enfermos, entregando amor. No nos veis pero muchos nos sentís mientras vais tejiendo hilo a hilo las experiencias vitales.
Que la luz se haga en todos vosotros.
Hágase.
Somos Ángeles de la Nueva Era que con la ayuda y guía de Miguel estamos siempre cerca de los que sufren.

© Canalizado por Julia García. Se puede compartir el texto sin alteraciones y citando la autora y el sitio web:
unashorasdeluz.wordpress.com

Anuncios

10 pensamientos en “¿Por qué Enfermamos?

  1. ¡Cuánto me ha ayudado este texto! Gracias!!!! Besos

  2. queco2001 dice:

    Ojalá así sea, confiemos

  3. Universo dice:

    Las enfermedades muchas veces proceden de emociones no procesadas, no expresadas, y reprimidas. El temor, que es la ausencia de amor, es la gran enfermedad, el común denominador de buena parte de las enfermedades que hoy tenemos. Cuando el temor se queda congelado afecta a nuestro cuerpo. Julia, gracias por esta impresionante entrada.
    Besitos de luz.

  4. Gracias a ti Universo por tu aporte al blog y tu compañía.
    Besitos!

  5. Gloria dice:

    Hola Julia y a todos.
    Este escrito nos enseña a conocernos más profundamente, a saber que somos seres espirituales en permanente evolución, y para ello nos tenemos que purificar de cosas que llevamos de otras experiencias y de esta propia.
    No solo nuestros pensamientos nos enferman como nos hacen ver sino que hay muchas otras causas.
    Con sus enseñanzas nos guían y nos dan herramientas para poder avanzar sin miedo, sabiendo siempre que ellos nos guían y acompañan.
    Gracias por ser y estar.
    Un abrazo. Gloria

    • Hola Gloria,
      Como tú sabes muchas corrientes de pensamiento como la New Age relacionan siempre las enfermedades con nuestros comportamientos y pautas mentales.Son corrientes de pensamiento muy egocéntricas aunque muy válidas en algunos momentos. Pero ya hemos visto que todo es mucho más complejo y extenso porque intervienen muchos factores ante una enfermedad. El conocimiento de esos factores debe ayudarnos.
      Es bueno saber que siempre nos acompañan y guían.
      Un abrazo

  6. patricia dice:

    Querida Julia, que hermoso texto, que hermosas palabras!
    Me encanto eso de que “Debéis buscar armonía y serenidad en la mente y respetar los límites del cuerpo y no hundiros en el mundo de las emociones que si bien algunas veces os crean felicidad otras os hunden en la tristeza y la depresión.”
    Como desearia poder lograrlo, pero se que es un camino que requiere paciencia y perseverancia. Una vez mas gracias mil por tu tan lindo aporte a la humanidad!
    besos, feliz dia!!

  7. Gracias Patricia por tu visita y comentario,
    A mí también me gustaría lograr ese equilibrio, y sí, requiere paciencia y perseverancia que son dos virtudes que la humanidad anda bien escasa. intentemos convivir con nuestras emociones para sacar el mejor partido de ellas.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s