Del Apego a la Luz

hombre triste2

Un ser de Luz nos habla de la felicidad que siente al comprender que ya no necesita nada de lo que tuvo en la Tierra. Por primera vez comprende lo que es realmente el desapego. Nos habla de la mujer que amó en la Tierra y que su dolor al perderlo le retuvo el avance, hasta que ella comprendió que su ausencia es sólo temporal.

Camino entre la luz resplandeciente, he aprendido a ser lo que soy realmente, sin condiciones ni limites, porque ya no soy quien fui, ya no me identifico con el sufrimiento y el dolor, me identifico con la placidez de mi eterna vida, inhalando el aire que es amor. Es cierto que recuerdo mi vida en la Tierra pero ya no tengo el sentimiento de miedo a perder nada porque aquí jamás se pierde. Las posesiones que tuve y que defendí tanto ya no me pertenecen pero es que ya no las necesito. Recuerdo el amor que sentí una vez y que tuve que dejar en la vida, sus lloros y lamentos me impedían seguir hacia delante, estuve tiempo en el umbral de la luz, hasta que ella comprendió que mi ausencia era transitoria, que nuestro amor se volvería a fundir. Sigo pensando y recordando, pero eso forma parte de mi recorrido espiritual, aquí no olvidamos pero ya no sentimos ninguna emoción negativa, la envidia, los celos, la ira, se desvanecen cuando entramos en contacto con la verdad que aquí se vive. Todo lo pasado toma un cariz muy distinto al que tuvo, pero el amor que sentimos aumenta porque comprendemos el porqué de ese sentimiento y al comprender ese amor que tuvimos en la Tierra despierta más amor del que podemos imaginar. Yo oía hablar de desapego sin comprender muy bien que era, ahora lo comprendo, no necesito nada más que amor para vivir aquí, nada ni nadie me pertenece. Y al no identificarme con nada que no sea amor nada necesito retener ni custodiar; el miedo a perder se desvaneció justo en el momento que comprendí que no necesito más. Que soy un alma que se alimenta de esa luz poderosa que aviva mis intensas ganas de seguir aprendiendo sin prisa, sin presión. Ya soy un ser de luz, soy feliz, más de lo que jamás fui y espero a los que amé en la Tierra, que cuando lleguen aquí sientan esa felicidad inmensa que podremos compartir.

 Soy un ser de Luz

Júlia García© Se concede permiso para compartir sin alteraciones, citando la autora y el sitio web: https://unashorasdeluz.wordpress.com/

Anuncios

4 pensamientos en “Del Apego a la Luz

  1. espaciouniversal dice:

    Julia, preciosa historia! Yo muchas veces digo, lo que podemos llegar a ser y hacer por ignorancia. Porque el desapego se basa en las premisas de que cada persona es responsable de sí misma. Y a nosotros solo nos queda, seguir ayudando a los demás sin lastimarnos a nosotros mismos.
    Un grande abrazo de luz.

  2. Gracias por darnos la tranquilidad de que los que están en otro plano ya no sufren y lo comprenden todo con mayor perspectiva y amplitud; que el amor continúa siempre; y el mensaje de generosidad al permitir los llantos cierto tiempo pero dejarles avanzar sin ser demasiado llorones, pues queda claro que el amor siempre está ahí.

    Besos

  3. El amor siempre queda ahí, como tú dices, es más, la calidad de ese sentimiento aumenta de forma desconocida para nosotros en esta dimensión. El apego que viene adherido al amor terrenal se disipa como hemos leído en este mensaje y nos deja amar plenamente sin miedo a perder.
    Un abrazo Hada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s