Agua Bendita

Agua bendita

Imagen Joselyn Romera

Hoy os hablo de cómo a través de la imposición de manos se puede preparar agua para mejorar, e incluso sanar, las enfermedades físicas, emocionales, conflictos internos  y también para eliminar la influencia de trabajos de magia o maleficios. Os cuento mi experiencia.

Cuando era muy joven, mi madre me llevó  a una curandera, era una mujer que trabajaba duro en un mercado de barrio. Las consultas eran gratuitas, en la casa de un anciano curandero, yo la visitaba cada semana. Me fue aliviando mis problemas de salud y cada vez me sentía más atraída hacia el mundo espiritual y de la sanación. Hablaba con ella sabiendo que todo lo que yo podía ver o sentir  a veces, no era tan extraño,  siempre había callado mis percepciones. La verdad es que anhelaba el día de la visita. Era una curandera de las de toda la vida, imponía sus manos y quitaba el dolor o la enfermedad; no necesitaba técnicas ni métodos complejos, ella veía el mal y lo sacaba. Nunca había hecho un curso de ninguna clase, veía y sanaba, siempre que no fuera algo que el enfermo tuviera que experimentar por algún tema que  desconocía, ella decía que Dios sabía el porqué. Con el tiempo, yo comprendí que la causa podría ser un proceso  kármico o algo que debemos vivir para avanzar en el proceso de la vida, aunque quedo abierta a otras posibilidades.

Ahora  comprendo que mi madre, de manera consciente o inconsciente, me llevó a la curandera para abrirme al mundo espiritual y me sintiera bien con el potencial que tenía. Es lo que llamamos desarrollarse, estar abiertamente conectada al mundo espiritual, despejando cualquier duda de lo que sientes, ves, escuchas, intuyes… reafirmando tus cualidades para cumplir la misión de vida.

Hace ya muchos años de todo esto, no sé qué fue de la curandera porque hay un momento que cada uno escoge su camino.  Nunca he parado  de evolucionar en ese campo maravilloso en el que me muevo,  aunque el proceso terrenal lo vivo como todo ser humano.  He dado grandes pasos desde que descubrí el potencial sanador, el más extraordinario fue cuando conecté con los Guías y Maestros telepáticamente y comencé a recibir mensajes claros y concretos, dictados que a veces cuelgo en este blog.

Otra cosa que hacía la curandera era bendecir o preparar agua para las enfermedades, dolores,  penas… también con imposición de manos en la botella, sin añadir nada en ella. Pedía permiso al Señor y peguntaba qué necesitaba el consultante, e iba rezándole para cada cosa. Con el tiempo  lo empecé a hacer yo. Fueron tiempos en que se llenaba mi casa de botellas de agua para las personas que me lo pedían, pronto se corrió la voz, pero el entrar y salir de personas a cualquier hora del día  hizo que dejara de hacerlo; ahora sólo lo hago para mi familia y amigos que me lo piden.

Algo muy importante que elimina el agua que preparo es el maleficio, aunque no me gusta entrar en el mundo de la magia, veo que otros sí lo hacen y pueden hacer daño a la gente que inocentemente convive con enfermedades, bloqueos y problemas consecuencia de esos trabajos. Algunas veces se hacen trabajos con hierbas, velas y oraciones que están lejos de la buena intención, las personas que lo hacen quieren algo a toda costa y hacen ellos mismos los trabajillos, otros los encargan a profesionales de la oscuridad haciendo verdaderos maleficios. El agua que preparo está hecha para cortar ese maleficio y liberar a la persona de ese peso que no le corresponde.

Todo eso sucedió mucho antes de que Masaru Emoto hablara de la influencia que podemos ejercer sobre el agua según sea la energía que le proyectemos. Yo nunca me planteé que se modificaran las moléculas del agua, siempre pensé  que si aliviaba al enfermo o a la víctima de trabajos mágicos, no necesitaba pruebas científicas; pero cuando oí hablar de Masaru Emoto agradecí  que alguien le diera un aire más científico al tema, aunque los detractores siempre  intentan desacreditar a aquellos que van un paso por delante y que quizá con apoyo podrían mejorar la vida de muchos.

Puedo contar que cuando impongo las manos en la botella de agua, acuden a mí imágenes de los órganos de la persona o situaciones en que el enfermo está sufriendo física o psíquicamente y entonces pido sanación para ello y rezo; así para cada síntoma, enfermedad o situación que angustie a las personas. A veces sale una cosa detrás de otra y estoy mucho rato, otras en cambio me hablan de una cosa concreta. Mientras rezo, veo entrar en la botella un chorro de energía que va iluminando el agua, aunque a simple vista no se vea. Muchas veces las botellas son como bolas de luz brillante, casi siempre blanca, aunque en algunas ocasiones la energía es de otro color, según llegue de la Fuente de Energía Sanadora. Yo sólo soy el canal entre la Fuente y el agua.

No sé si todas las personas lo pueden hacer, pero sí sé que la intención es muy poderosa y la fuerza de la mente es extraordinaria. No olvidemos lo que nos dicen los Maestros en algunos mensajes y que siempre recuerdo: la mente es una herramienta del alma, así que, os invito a que con la más pura intención  bendigáis el agua.

©Júlia García Cervera. Se concede permiso para compartir sin alteraciones, citando la autora y el sitio web: https://unashorasdeluz.wordpress.com/

 

Anuncios

11 pensamientos en “Agua Bendita

  1. queco2001 dice:

    Julia muy interesante tu mensaje, la energía se puede canalizar para lo bueno y para lo malo.

    Un abrazo

  2. Catalina dice:

    Es de agradecer, el que compartas tu sentir espiritual.
    El creador ha depositado en Ti; amor, sabiduría, conocimiento y otros tantos atributos para que sean transmitidos a quienes te seguimos.
    Muchas situaciones se aclaran y se solucionan cuando, acrecentó mi FÉ, en DIOS.

    Un abrazo inmenso Julia.

    • Muchas gracias Catalina,
      Tus generosas palabras me alientan a seguir. Quiero compartir lo que yo recibo y el fruto de mi experiencia por si puede servir a otros. Creo que es parte de mi misión, aprender y compartir.
      Te mando un cálido abrazo.

  3. Bea dice:

    gracias Julia, este mensaje era un recordatorio para mi, muchas veces me dijeron que venía con el don de la sanación en las manos y algunas veces se las pongo a familiares para aliviar dolor y al poco rato, el dolor se va. Pero a veces en este mundo intentamos desviarnos y nos olvidamos de los regalos que recibimos. GRACIAS
    Me encantan tus publicaciones, siempre estoy esperando una nueva.

  4. Hola Bea,
    Eres afortunada en tener ese maravilloso don de curar. Cuando tú sientas que estás preparada para hacerlo lo harás. No es un camino fácil, pero cuando uno despierta a la espiritualidad no hay nada que pueda pararlo.
    Me alegra mucho que te gusten mis publicaciones.
    Bendiciones Bea.

  5. Sanoke dice:

    Hola Júlia! Gracias por contarnos tu origen espiritual, y tu evolución como sanadora. Eres inspiradora. Es impactante el poder que tiene la mente, y que beneficioso es si lo utilizamos para un fin positivo, en vez de negativizarnos. Gracias! Al igual que Bea yo también disfruto mucho leyéndote! saludos a tod@s!

    • Gracias Sanoke por tus fidelidad en el blog, por tu compañía y tus palabras. Tu constancia es una virtud!!!
      Aunque muchas veces paso por momentos difíciles y complicados siempre intento buscar la manera de poder sacar lo mejor de mí, aunque también tengo mis sombras.
      Un abrazo!

  6. Ay, en esto tengo que profundizar. Aquí sólo un apunte: imagino que el agua se bebe, ¿no?
    Y otro apunte…. ¿La foto es de quien me imagino? ¡Seguro que sí! Y que conste que me encanta…. Me ha subyugado…
    Besos

    • Hola Hada!
      Sí sí, el agua queda preparada para beber y también se puede poner sobre la zona afectada, si se trata de algo físico, o sobre la frente si es mental, emocional o psicológico.
      Y sí Hada, la foto es de quien te imaginas…colaboraciones cariñosas.
      Un besito!

  7. Gracias por explicármelo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s