¿Números que Curan?

numeros

Sigo hablando de números, aunque el tema de hoy  no tenga nada que ver con  la reiterada visión  de los números maestros 11; 22; 33  del artículo anterior. Hoy expondré mi opinión y experiencia con los códigos de   Gregori Grabovoi   y de José Gabriel Uribe (Agesta). Creo firmemente que no estamos solos en el Universo, que existen muchos más seres que los humanos, puede que algunos nos visiten físicamente, no lo descarto, otros en espíritu. También creo en realidades, vidas y universos paralelos. Casi todo lo que cito es invisible a nuestros ojos pero algunos de nosotros percibimos más allá de la vista y el oído humano. Ya sabéis que canalizo mensajes de seres de Luz, Maestros y Ángeles, cuando se dirigen a mí percibo una energía de paz difícil de explicar en palabras. Pero no siempre son seres de Luz los que nos rodean, son astrales o entes oscuros, algunos sólo quieren hablar, otros molestar, sea lo que sea, la sensación de paz casi siempre se desvanece cuando ellos quieren interactuar.

Todos nosotros buscamos técnicas y terapias para mejorar nuestras vidas, sea emocionalmente o físicamente, algunas veces nos sentimos bien con ellas, son ejemplos  la meditación,  los masajes, imposición de manos, reflexología, pares biomagnéticos, etc. Otras veces hacemos rituales con velas, con cuarzos, con hierbas, esperando que las energías llamadas buenas o entidades blancas acudan en nuestro auxilio. Ahora llego al tema de los códigos de curación de Gregori Grabovoi, matemático y clarividente, que escribió el libro Números que curan, en él decía que cada enfermedad tiene un código numérico que repitiéndolo  y visualizándolo podíamos sanar, incluso regenerar órganos. Hubo unos años que se habló mucho de ellos, unos hablaban maravillas y otros lo llevaron a la cárcel por estafador. Más tarde han aparecido otras personas como Agesta, que dicen canalizar otros números que se deben repetir 45 veces, dictados por Maestros ascendidos, Ángeles e incluso hadas. Otros dicen que se  tienen que escribir con la mano sobre la zona del órgano enfermo y que fueron dictados por el Arcángel Rafael y la Madre María. También se dice que son números atlantes, etc.

Yo no digo que nadie mienta, creo que han conectado con algo especial, más allá de esos seres que se comunican con nosotros habitualmente, no creo que sean Ángeles, son otros seres los que transmiten esos códigos ¿son entidades superiores científicamente? Y si lo son ¿están espiritualmente elevados?

Personalmente hace un tiempo y por problemas de salud lo empecé a poner en práctica, siempre intento estar abierta a otras experiencias  distintas a las mías, aunque con mucha cautela. Busqué los códigos que representaban mi malestar y los empecé a repetir diariamente  45 veces, siguiendo el método Agesta; pronto empecé a sentir una presencia alrededor mío, algo que no podía ver, algo que no se identificaba cuando yo preguntaba -siempre lo hago cuando canalizo y los seres que me hablan se identifican de una forma u otra- pero esta vez no. ¿Qué era aquello que me rodeaba y no se identificaba ni se dejaba ver ni oír? ¿Por qué no lo hacía? Poco a poco empecé a ver claramente que aquello no me hacía sentir la paz de los seres de Luz con los que habitualmente hablo ¿era algo oscuro o denso? ¿O simplemente algo distinto que fui incapaz de identificar? No lo sé, sólo sé que lo bueno no se esconde, aun así no puedo juzgar, ni desmentir, ni negar. Sólo es mi experiencia.

Todos, sin excepción, somos capaces de abrir canales. Conectamos con los Ángeles,  Santos, la Madre María, la Orden Blanca, etc. abriendo un canal espiritual a través de la oración o rituales cristianos; también lo abrimos a través de mantras y meditaciones budistas o hinduistas que nos conectan con los Devas, Brahma, Tara, etc.  Los decretos metafísicos se relacionan con los Maestros Ascendidos. Parece evidente que esos códigos numéricos conectan con algo, pero ¿con qué o con quién? ¿qué canal se abre cuando los repetimos? Demasiada confusión  acerca del tema, demasiadas versiones para quedarme con una que considere sólida, me gustaría, pero por ahora no la he encontrado.

Hasta pronto.

©Júlia García Cervera. Se concede permiso  para compartir sin alteraciones, citando la autora y el sitio web: https://unashorasdeluz.wordpress.com/

https://www.facebook.com/Unas-horas-de-Luz-421261691264308/

Anuncios

8 pensamientos en “¿Números que Curan?

  1. Catalina dice:

    Es muy relevante lo que mencionas, no todas las técnicas se adaptan a nuestra sensibilidad energética.
    A propósito del tema que tratas hace un par de meses en un momento de conexión vi en el L. de la Vida la pagina 324 que significado tiene..??
    Gracias por tus aportes tan valiosos, un abrazo Julia.

  2. Querida Catalina,
    No entiendo exactamente a qué te refieres con el L.de la vida. Al libro de tu vida? Si es así, teniendo en cuenta que estabas en un momento de conexión, puedes volver e intentar ver qué hay allí. Aunque muchas veces se trata de fechas de nuestras vidas, 3 del 2 del 2004, algo que fuera importante para ti,o marzo del 2024, un acontecimiento o un proceso destacable en tu vida o en la labor que estés haciendo. En todo caso, si estabas en meditación conectada a la Energía Suprema, nunca son vaticinios negativos.
    Un abrazo

  3. Hablas de una energía que no te inspiraba paz sino que la sentías como una cierta negatividad, y yo así lo creo. Sabes que mis mensajes fueron precisamente contra esta técnica que no me parece clara. A veces corremos el riesgo de caer en ritualismos que nos pueden acercar a algo no del todo bueno. En mi opinión la sencillez puede conectar con la luz, y por otra parte la claridad en nuestras intenciones nos llevaría a pedir a lo Alto, es decir a Dios, aquello que realmente consideramos bueno y justo, sabiendo que no todo está en nuestras manos.

    Te mando muchos besos

  4. Así es Hada, hay que conectar con lo que reconocemos como Luz, te doy toda la razón, pero ya conoces mi tendencia de curiosa buscadora, que como esta vez, no siempre me encuentro con lo que esperaba.
    Besos

  5. Cristina dice:

    Hola Julia, interesante entrada. Hay muchas almas perdidas pero no todas son de la luz, y como yo digo, es fácil si darte cuenta abrí un portal y muy difícil cerrarlo, hay que se muy precavido y si una energía no es de tu agrado invitarla para que se retire.
    Un abrazo de luz!

  6. Cierto Cristina, se abren portales con mucha facilidad y a veces cuesta cerrarlos. A mí me gusta conocer las cosas por mí misma, aunque con cautela por supuesto, pero me llevo a veces alguna que otra sorpresa como tú te puedes imaginar.
    Un abrazo!

  7. Preciosa imagen al igual que la oracion, te acaricia el corazon…
    Feliz fin de semana, un beso.

  8. Gracias Patricia,Feliz fin de semana!
    Un cálido abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s