El Dolor

dolor-espiritual_1

 

Este mensaje sobre el dolor físico y la incomprensión, me lo transmite sorprendentemente Bernadette Soubirous, nunca me había comunicado con ella y me hizo especial ilusión sentirla cerca. Para los que no la conocéis es una de las tres niñas que se le apareció la Virgen en Lourdes. Su mensaje es breve pero intenso.

Sufrir el dolor físico es algo que  llega a la vida de la mayoría de nosotros, sufrimos por no poder hacer más de lo que hacemos, por perder esos momentos de transito en la Tierra. El dolor físico limita nuestros objetivos y genera dolor a nuestro entorno, pero también genera incomprensión y carga. La incomprensión es la culminación del dolor,  llevándolo a su máxima intensidad y dimensión. Yo sufrí mi carga de dolor físico intenso y parte de él fue en silencio absoluto, lo acepté como una prueba del Señor y de la Madre de los Cielos con la cual pude comunicarme, esa fue la causa de la intolerancia de mi entorno y de la fuerte incomodidad que causé a mis superiores y a los que se dijeron mis amigos, pocos me aceptaron como fui y muchos los que me desearon la muerte para que dejara de hablarle al mundo de la presencia de la Madre María en mi pequeño pueblo. Todo lo dejé atrás por amor a la Madre de los Cielos, me dijeron que debía ser una mujer pura y entrar en el mundo de la hermandad cristiana, no tuve elección pero hubiera podido seguir mi vida sin tener que renunciar a nada. La Madre no me lo pidió, me lo pidieron aquellos que no sabían qué hacer conmigo, una niña pobre, manipulable por las personas. Sufrí cuando me llamaron loca y cuando me mandaron callar, tuve que resignarme al silencio y a vivir el dolor cada día más intenso, algunas hermanas me acompañaron, la fe en lo que yo dije les llegó a algunas, pero también a otras les llegó la envidia. Fue una vida llena de dolor pero la presencia de la Madre María en Lourdes y en otras que me habló sin que yo lo dijera me ayudó más que cualquier medicina del mundo. Yo sufrí, sí, pero también me sentí amada por la Presencia Divina y no hay nada mejor que esto. Dejé la vida en la Tierra con dolor físico pero con la conciencia despierta y la luz frente a mí.

Ahora se me venera aunque no lo necesito, a quién hay que rendirle amor y fe es a la Madre Celestial, la que todos los días obra milagros con vosotros, yo voy de su mano cuando me lo pide y acudo cuando nos llamáis, siempre conectada a esa Luz Divina que nos alcanza a todos.

Os mando amor, especialmente a los que en algún momento sufrís  dolor  físico o el profundo dolor de la incomprensión.

Yo soy Bernadette Soubirous

©Júlia García. Se concede permiso para compartir sin alteraciones, citando la autora y el sitio web: https://unashorasdeluz.wordpress.com/

https://www.facebook.com/Unas-horas-de-Luz-421261691264308/

Anuncios

8 pensamientos en “El Dolor

  1. Catalina dice:

    Vivir y sentir en esta dimensión es un reto para el alma.
    Estamos inmersos en el mundo físico y mental, desde la infancia el sufrimiento se hace latente en nuestro entorno (familiar, educativo, social, cultural), haciendo una retrospectiva es necesario recordar quienes somos y que venimos aprender.
    Justo tu mensaje me llega; Julia gracias por compartir ese inmenso amor incondicional, reconforta y anima .
    Te envío un abrazo, hasta siempre .

    • Gracias Catalina por tu emotivo comentario. Sí, es necesario recordar quienes somos y a qué venimos, el mundo físico y mental nos puede ayudar a recordar pero la mayoría de veces nos confunde.
      Te mando un cálido abrazo.

  2. Cristina dice:

    Hola Julia, el dolor físico es vedad que en muchas ocasiones incapacita nuestro día a día. Pero también es verdad, que el diccionario más amplio sobre las causas de las dolencias y enfermedades están relacionadas con los pensamientos, sentimientos y emociones.
    Muchas gracias por compartir cosas tan interesantes. Un abrazo de luz.

    • Sí Cristina, si repasamos el diccionario de las enfermedades, veremos como relacionamos el síntoma físico con nuestro estado emocional y como sabemos, esos síntomas se desarrollan de manera inconsciente y que las personas necesitan mucho amor para salir del dolor, como bien sabes, muchos enfermos son apartados de la sociedad, por la familia etc .Bernardette fue enviada a un convento por atreverse a contar lo que vio, quién sabe si su dolorosa vida que siguió a su “encierro” fue la consecuencia de la decepción de su entorno.
      Gracias Cristina por tu valioso comentario.
      Abrazos de luz

  3. Cuánto te agradezco este mensaje! Me encanta Bernardette. Y aquí queda muy claro que el sufrimiento más que una especie de castigo o de prueba forma parte de la vida, como también es la alegría (eso se lo leí a Helen Keller). Y además, manifiesta que el mayor sufrimiento era el provocado por las envidias ajenas. Ah, y me encanta lo que dice de no quedarse en el mensajero, sino más bien ir a la fuente. Eso es algo que parecemos olvidar siempre. Sin desmerecer en absoluto a Bernardette, sino agradeciendo su compañía, pero teniendo en cuenta a quien realmente está detrás de todo.
    Besos,

    • Hola Hada, Me alegra que te guste y que te ayude a reafirmar tu pensamiento sobre el tema. Yo también creo que el sufrimiento no es un castigo porque pienso que el Dios en el que creo, no castiga porque es amor, en cambio nosotros podemos enfermar a consecuencia de nuestras experiencias y contratiempos, como comentábamos con Cristina y hemos comentado muchas veces tu y yo.
      Y sí, el mensajero te guía a la Fuente, esa es su misión como nos dice Bernardette.
      Besos

  4. Gracias por compartir tan hermoso mensaje, debo confesar que no sabia de ella. Imagino como debio haber sufrido, y creo entender su pena. Al final comprendo que esto le ayudo a purificarse e imagino que valio la pena pues nada puede compararse con la final realizacion de poder estar conectada con esa luz divina.
    Abrazos, feliz dia!

    • Si la vida ha sido físicamente y emocionalmete dolorosa, de algo habrá servido, ya que no hay nada como partir con la conciencia despierta y con la presencia divina ante ti.
      Un abrazo Patricia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s