El Jardín de mi Paraíso

camino de arboles blancos

Nos habla un alma desde el jardín de su paraíso, descansando del desasosiego de su largo final en la vida. Al terminar su mensaje me ha insistido en dar su nombre completo, ignoro la causa, pero quizá sea con la esperanza de que llegue a alguien en concreto, si es así, yo lo publico con la intención de conseguirlo.

Ahora soy sensible a otras realidades, puedo ver cosas que no imaginé jamás, respiro un aire nuevo, lo siento todo muy real, creo que vengo de vivir una ficción, algo inventado, no sé si por mi mente. Entiendo que he vivido algo parecido a un juego, una aventura extraña, a veces maravillosa y otras muy desgraciada. Llevo un tiempo aquí, me comunico con otros seres, sé que somos almas, que nos encontramos en estado puro, sin cuerpo material, sin tentación carnal, sin necesidades físicas, sin dependencias, pero sólo cuando aceptamos nuestro nuevo estado, que en realidad es el original.

Dicen que me enseñarán, que me acompañarán en mi nuevo viaje, que aprenderé cosas que ni me imaginé, que recordaré otras muchas que ya viví antes, que compartiré el Universo inmaterial, que viviré en la paz del alma, que volveré a saber qué es Dios, dicen que es Padre y Madre, el Creador y el origen.  Permanezco en un jardín con flores que no se marchitan, pero cambian de color, todo se transforma sin darme cuenta. No hay momento que no me sorprenda, la belleza del lugar no la sé comparar con nada que hubiera visto. Puede que sea el jardín de mi paraíso. Las almas vienen y se sientan conmigo, me hablan a veces y otras permanecen en silencio, acompañando mi experiencia. Siempre llegan por un camino de hermosos arboles blancos. Dicen que cuando quiera avanzar me acompañarán, que no hay prisa, que no hay tiempo establecido, que sólo yo decidiré cuando quiero salir del jardín. Estoy sereno, dejando atrás mi vida física, disfrutando del silencio, de la tranquilidad, del olor a hierba húmeda y flores en constante cambio. Necesitaba descansar del ruido de la vida, del dolor, de la enfermedad y la soledad que sufrí en mi largo final. Empiezo a recordar algunas cosas que no viví en la Tierra, ellos dicen que son los recuerdos del alma; que estoy despertando a la nueva realidad. Quiero avanzar con las almas que me acompañan, pero esperaré, ahora estoy tranquilo porque sé que puedo descansar aquí, en el jardín de mi paraíso, disfrutando de su belleza, viendo su transformación… respirando sosiego.

Nota. Frecuentemente me dan sus nombres completos, que yo no publico, pero esta vez por algún motivo que desconozco insiste en que lo diga. Su nombre fue: Jesús García Arabia.

Júlia García Cervera. Se concede permiso para compartir sin alteraciones, citando la autora y el sitio web: https://unashorasdeluz.wordpress.com/

https://www.facebook.com/unashorasdeluz/

Anuncios

7 pensamientos en “El Jardín de mi Paraíso

  1. Cristina dice:

    Hola Julia, es una entrada encantadora y muy tierna. El trabajo que haces es muy gratificante, al mismo tiempo que te fortalece espiritualmente ayudas a las alma en su nuevo estado. Me alegra saber que este ser, este disfrutando del silencio, de la tranquilidad, y este en paz con el mismo.
    Un cálido abrazo de luz.

    • Hola Cristina, es cierto que mi trabajo es muy gratificante y cada día aprendo de las experiencias que me cuentan “ellos” aunque a veces eso comporta la incomprensión de muchas personas, tú sabes como funcionan estas cosas. Con los años he cambiado mucho y he aceptado mi trabajo como una bendición, por eso comparto parte de los mensajes y experiencias con todos vosotros y hago de puente entre dos mundos.
      Gracias por tu compañía, muchas personas me escriben en privado, pero valoro y agradezco mucho los comentarios que se hacen aquí.
      Un abrazo de Luz.

  2. Vaya canalización más interesante. Muchas cosas me han sorprendido, pero voy a señalar dos muy suaves y que sin embargo han resultado importantes para mí. La primera que hayas encontrado una imagen que se adecúa tan bien a la descripción que hace del camino de árboles blancos. Y en segundo lugar, cuando habla de las flores que cambian de color pero que no se marchitan. ¡Qué fabuloso experimentar la riqueza de la creatividad de los cambios sin el sufrimiento del deterioro y la muerte!

    Gracias Júlia y gracias alma de Jesús García

    • Hola Hada,
      La verdad es que a veces me cuesta mucho encontrar una imagen que se relacione con el texto, pero esta vez fue sencillo.
      En cuanto a las flores que cambian de colores y no se marchitan, no supe ver el gran significado que tú le das, la transformación sin deterioro y muerte. Es que estás en todo amiga!
      Gracias!

  3. Mónica dice:

    Julia Gracias. No conozco a esta alma pero se acaba de ir uno de mis seres amados y este testimonio me ayuda. Me vi tan cerca a la muerte qué me sentí muy impactada y el dolor de perder a quien amaba. Dios te bendiga Julia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s