Hacia la Luz de la Esperanza

hacia la luz

Nos habla el alma de un hombre que tras un accidente quedó paralizado en la cama de un hospital durante más de dos años. Nos cuenta las visitas de su esposa, que cada tarde lo acompañaba con amor incondicional, también habla de su final, la Luz que vio y de quién lo vino a buscar para cruzar al otro lado.

Venía todas las tardes antes de la cuatro, con su comida preparada, comía muy despacio mientras me contaba las cosas cotidianas que se cuentan en la mesa del comedor. Me hablaba del trabajo, de sus compañeras, de nuestros hijos Carlos y May. Se sentaba frente a mí para que pudiera verla mejor, yo estaba inmóvil y sin habla, sólo podía abrir los ojos, eso quedó de mí tras el accidente con mi coche, no tuve la culpa, pero eso ya no importa. Estuve en coma más de dos meses y al despertar vi lo que sería mi vida a partir de entonces. Las enfermeras me ponían gotas en los ojos, me decían que debía parpadear más a menudo que si no lo hacía me llorarían siempre, pero la verdad es que lloraba de tristeza. Maya, mi esposa, me decía entre susurros que comprendía mi dolor y estaría allí siempre para secarme las lágrimas. Fueron dos largos años de condena, para mí y para ella; mis hijos venían pocas veces, pero yo lo entendía, debe ser horrible para dos adolescentes ver a un padre inmóvil sin saber que decir. Maya me contaba de ellos, sus estudios, sus salidas, sus riñas y el nuevo novio de May, que era un estudiante ruso que quería ser médico. Me sentí una carga terrible, mis días se eternizaban y aunque estaba bien tratado en la clínica que mi esposa pagaba con los ahorros, allí se limitaban a mantenerme en vida.

Mis ojos estaban despiertos cada día poco antes de las cuatro, esperando a Maya, ella nunca se quejó por nada, parecía que venía con gusto, nunca la sentí obligada a venir. Siempre me decía que me amaba igual que cuando íbamos a bailar, que nada había cambiado, que estaba leyendo libros que la ayudaban a comprender que todo tiene un sentido y por eso vivía el instante con intensidad. Me decía que cuando estaba conmigo era feliz, que le gustaría que yo le contara cosas, pero sabía que no podía ser y suponía que me gustaría su compañía y la conversación que a modo de monólogo tenía conmigo.

Una tarde llegó con su bolsita de comida y me vio con los ojos cerrados, soltó la bolsa y vino hacia mí queriéndome despertar, decía:

-Abre los ojos mi amor, ábrelos que ya estoy aquí.

Pero yo ya no estaba en aquel cuerpo roto, estaba a su lado, de pie, caminando por la habitación, liberado de la invalidez. Veía una fuerte luz blanca a mi derecha y a mi abuela fallecida hacía más de diez años con las manos abiertas hacia mí, en todo momento permanecía a mi derecha, aunque yo me moviera. Mi esposa llamó a las enfermeras y la acompañaron en esos momentos. Maya lloraba desconsolada, y entre lágrimas me dijo:

– Sé que estás aquí y que me estás viendo, te libero de tu responsabilidad conmigo y con nuestros hijos, sé que ves una luz y que puede ser que tengas a alguien que te espera, márchate amado mío, porque sé que volveremos a encontrarnos, no quiero ser un impedimento para que sigas como alma tu camino. Te amaré siempre.

Entre las enfermeras se miraban y había una que lloraba sin poder parar, no por mi muerte sino por las palabras llenas de amor que pronunciaba Maya. Esos libros que leía le habían dado esperanza y eso le hizo bien. Me leía algún fragmento de sus lecturas y cuando lo hacía la notaba muy llena de paz, me había hablado de la Luz que veíamos cuando morimos, lástima que no se lo podía confirmar.

Llegaron mis hijos y me dieron un beso de despedida, los vi abrazarse a los tres. Me sentía amado, vi que entre ellos se querían, entonces comprendí que era el momento de partir de la mano de mi abuela hacia la Luz de la esperanza, hacia una vida plena y eterna. Y desde allí te hablo, en la absoluta liberación de mi cuerpo roto y en la paz del Hogar de las Almas.

©Júlia García Cervera. Se concede permiso para compartir sin alteraciones, citando la autora y el sitio web: https://unashorasdeluz.wordpress.com/

https://www.facebook.com/unashorasdeluz/

 

Anuncios

16 pensamientos en “Hacia la Luz de la Esperanza

  1. Me he quedado impresionada, moral y racionalmente. Es un relato intenso por el mucho amor que brinda, tanto el suyo como el de su más que buena, amada esposa. ¡Cuánto amor se respira en esta historia! Gracias por compartirla.

    Besos,

  2. Anónimo dice:

    Un bessico!😘 Me encanto!😘

  3. Monica Salguero dice:

    Gracias Julia. En verdad que amor mas puro y verdadero. Tienes razon lo mas bueno es dejar partir aunque sepas que tu corazon queda hecho pedazos.

    • Exacto Monica, por todo lo que me han transmitido los seres desde la Luz, el verdadero amor no es el que se apega, es el que libera. Esta historia es un claro ejemplo. Hay que seguir siempre hacia delante.
      Un abrazo

  4. Sanoke dice:

    Impresionante historia…. ¡cuánto amor, calma y fe! Gracias Júlia! Un fuerte abrazo.

  5. Hola Julia, como sabes, yo hablo con mi amado que hace poco dejó este mundo. Él me dice cosas que ya sabíamos desde antes, pero otras que son distintas a las vivencias, regresiones e información que había tenido en el pasado.
    Él me dice, sin generalizar, porque no se puede, cada alma tiene su proceso particular, que ahora es como un holograma, tiene el don de la ubicuidad, puede estar en Intervidas, avanzando en su evolución espiritual y también con sus seres amados, sus hijos, yo y está con nosotros, se comunica conmigo, aún tiene apegos, pero eso no lo retrasa (a él, no me habla de otras almas), mientras yo lo necesite, estará conmigo, me sigue haciendo poemas, que me dicta, me responde preguntas, ahora sí nos decimos todo, sin esconder nada o mentir, y así nos aceptamos ambos, tal y como somos, ¡qué alivio! en vida tuvimos problemas por sentir que no podíamos decirlo todo, pero ahora eso ya no es así, ahora podemos confiar totalmente en el otro y nos seguimos amando, es mi complemento perfecto, la mitad de mi, mi flama divina.
    Gracias por compartir estas situaciones, dan esperanza.
    Abrazos de luz.

    • Hola Silvia,
      Son tantas las experiencias que se pueden vivir al otro lado que desde aquí nos cuesta imaginarlas y más creerlas desde la mente limitadora. Las personas que tenemos comunicaciones con los seres en la Luz podemos vivir con intensidad la existencia del más allá. Comprendemos que las almas evolucionan a su ritmo y según lo que crean así lo viven. Disfrutemos de esas comunicaciones y aprendamos todo lo que podamos para enriquecernos nosotras y compartamos lo que creamos pueda servir a los demás.
      Vive tu experienciacon con toda la intensidad que necesites ahora que puedes, sin las limitaciones que tuvistes cuando él vivió en la Tierra.
      Un abrazo de luz

      • Muchas gracias, amiga, sí, así lo estoy haciendo y disfrutando de esas hermosas experiencias, tratando de entender un poco más de lo que se experimenta del otro lado.
        Abrazo de luz

  6. Cristina dice:

    Julia, es un relato muy interesante, te llega al alma. Pero no puede ser de otra manera, cuando el amor es de verdad, es la única fuerza que trasciende las dimensiones del espacio y del tiempo.
    Feliz verano, nos vemos a la vuelta!!!
    Un abrazo de luz.

  7. juanmaggiani dice:

    Una bella historia del amor

  8. Virginia dice:

    Tu te comunicas con desencarnados? Te cuento mi padre murio el año pasado me dejo una casa…no hice nada porque quede muy dolida con la partida de mi padre pero este año descubri cosas ocultas de mi padre una hija que jamas supe de ella …y claro dos hijos que si sabia de ellos donde solo uno esta reconocido …me dejo tal problema …nada arreglado en cuanto a la herencia y vi la cara de la codicia en estas personas que no se percatan que le emiten…total la casa se convirtio en la manzana de la envidia la manzana de la codicia….y yo sola desorientada. Y ya teniendo experiencias de abogados inescrupulosos mis hijos tambien se meten cada cyal quiere su buena tajada en la torta….deseo saber porque mi papa se fue y permitio que me pase esto estoy confundida si de verdad mi padre me considero alguna vez ya la hermana aparecida me hizo juicio y no esta reconocida….tengo deseo de irme lejos para no recibir tanto ataque o desencarnar porque la verdad es desalentador que no hay amor solo codicia en todos los ojos que me rodean que puedo hacer?????por favor. Dame algun consejo alguna palabra de aliento…y dime si mi papa sabe por todo lo que estoy pasando…..gracias….virgi.

    • Hola Virginia,
      Comprendo tu estado anímico con tantas sorpresas y problemas. Es un tema muy personal que no puedo tratar publicamente. Si quieres una consulta privada ponte en contacto via e-mail.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s