Una Estrella en la Luz

                                                 bailarinas 4

Ivana es el alma de una bailarina rusa que nos cuenta su sacrificio para llegar donde llegó y lo que hizo para conseguir amor. Es su historia desde pequeña hasta su partida y el paso a la Luz.

Soy Ivana, fui bailarina clásica en Rusia, trabajé en las mejores compañías y viajé por el mundo. Nací en un lugar frío, ese frío que cala los huesos y hiela los corazones de las personas. Me crié con mi familia en un pueblo cerca de Moscú, allí vivía Anette, una vieja bailarina que daba clases de danza donde pronto destaqué, sentía la música en mi cuerpo y expresaba mi sentir bailando. Anette me contaba sus experiencias como bailarina y me enseñaba viejas fotografías que guardaba como tesoros.  Al poco tiempo vinieron a buscarme para estudiar danza en la capital, fueron años duros, separada de mi familia y con un trato severo y frío. No éramos niñas, éramos solo proyecto de bailarinas. La comida era escasa para que no engordáramos y ensayábamos muchas horas, todos los días de la semana. Veía a mis padres pocas veces y aunque me animaban para que llegase a ser una gran bailarina los sentía más fríos cada vez que me visitaban. Mi nueva familia eran mis compañeras, con las que compartía una gran habitación, con muchas camas y donde el frío era la constante. Alguna familia traía a escondidas galletas, que nos comíamos por las noches como si fuera el mayor pecado que pudiéramos cometer. Tras años de sacrificio y austeridad empecé a trabajar en una compañía importante y recorrí Europa, donde vi por primera vez como vivían muchas personas, como vestían las chicas de mi edad. Veía escaparates llenos comida que yo jamás había probado, sentía calor en mi interior, era nuevo para mí, quería todo aquello. Cada noche bailaba motivada por ese cálido sentir de mi interior y escuchaba con orgullo los aplausos de las personas que llenaban los teatros. Creo que me hice adulta en poco tiempo y quería vivir con intensidad la vida que el mundo me ofrecía. Fui primera bailarina de compañía y estuve años viajando y aceptando regalos de hombres que se acercaban a mí no siempre con las mejores intenciones. Yo accedí muchas veces a darles lo que querían solo por sentirme viva y apartar de mi vida toda la carencia que había soportado, siempre pensé que moriría joven, por eso no quería desaprovechar ningún momento de placer ni del lujo que me ofrecían.

Creo que nunca me enamoré, pero me casé con Hanns, un empresario alemán muy influyente que me agasajaba con todo lo que quería y me amaba apasionadamente hasta que enfermé, mis huesos se volvieron débiles y ya no pude bailar más, tenía 29 años. Hanns me dejó en su gran casa de Hamburgo, donde la soledad y el frío me volvieron a invadir, sus visitas era muy pocas y dejé de recibir regalos. Mi final fue como mi principio…frio.

Tras mi muerte, dejé mi cuerpo en Hamburgo y mi alma siguió viajando, viendo lo que jamás había visto y disfruté viendo las grandes compañías de danza de todo el mundo. Sabía que no era mi lugar, pero estuve años haciéndolo, hasta que alguien como yo, invisible a los vivos, me explicó que si marchaba con ella podría seguir bailando en la mejor compañía que jamás pudiera soñar, donde conseguiría los pasos y los saltos que quisiera sin dificultad. Ella llevaba las zapatillas de puntas y me mostró su habilidad danzando con una elegancia que nunca había visto, su vestido de gasa azul cielo era como aquel que vi de pequeña en una fotografía de mi primera profesora ¡era Anette! sentí una emoción indescriptible. Me dio la mano y me dijo que me mirase, y me vi vestida con un traje blanco y plateado de brillos intensos. Anette me dijo que era un vestido del color y el brillo de las estrellas, porque eso era yo. Marché con ella hacia el lugar donde nos corresponde a las almas, nuestro Hogar, donde nunca hace frío, donde no hay límites para bailar, donde se trasciende a vivencias superiores, donde todo se comprende y donde no necesitas sacrificarte para recibir calor.

©Júlia García. Se concede permiso para compartir sin alteraciones, citando la autora y el sitio web: https://unashorasdeluz.wordpress.com/   https://www.facebook.com/unashorasdeluz/

 

 

 

 

 

30 pensamientos en “Una Estrella en la Luz

  1. Sanoke dice:

    Uau! Cuánto esfuerzo! Qué vida más dura! Me alegra que al final, en el Hogar de las Almas, recibiera paz, calor y amor. Gracias Ivana, por tu testimonio, y a ti querida Júlia, por transcribirlo. Un fuerte abrazo!

    • Gracias Sanoke por tu comentario. He querido incluir esta experiencia porque la sentí mucho,el frío, la tristeza… me contó muchas cosas que no tuve la oportunidad de escribir porque veía pasar su vida rápido, pero vi que había tenido hermanos que ni llegó a a conocer por la distancia que tomó su familia…Cuando vemos personas de gran éxito puede que tras esa fachada de triunfo exista una historia triste.
      Un abrazo.

  2. patrisalem dice:

    Muchas Gracias Julia, que verdád tu comentario y que agridulce el texto. Bendiciones mi querida Julia por tus experiencias que tanto me llenan mi alma.
    Un abrazo Fraterno.

  3. roninjax dice:

    Lo siento mucho, Ivana tuvo tantos desafíos y luchas en la vida. Me imagino que muchos todavía experimentan dolor y desesperación similares. Hay esperanza. Mira hacia arriba y confía. Alguien nos ama a cada uno y nos importa. (I’m so sorry Ivana had so many challenges and struggles in life. I imagine so many still experience similar pain and despair. There is hope. Look up and trust. Someone loves each of us and cares.)

  4. Tin dice:

    Todo en la vida requiere esfuerzo. Pero esa sensación de conseguir lo que tanto deseamos vale un mundo. Me encantó.

  5. Monica dice:

    Que historia tan hermosa Julia. La vida es dura para unos mas que para otros, pero es dura igual. Pensar que existe un lugar donde podran ir nuestras almas, si asi lo logramos, y podamos ser felices, sin dolor ni pesadumbre es muy reconfortante. Gracias por esos mensajes de luz que dan esperanza. Justamente ayer hablaba con una persona de algo que aprendi de ti y son los angeles que nos vienen a recoger cuando abandonamos nuestro cuerpo. Gracias por toda esa esperanza que das y que ayuda a tomar la vida con mejor actitud. Un abarzo a la distancia querida Julia!

    • Querida Mónica,
      A mi también me dan esperanza de que cuando nos llegue el momento de partir, las almas de Luz nos acompañen a nuestro verdadero Hogar y poder sentir esa paz y amor del que nos hablan que tan difícil es sentir aquí.
      Un abrazo.🤗😘

  6. Agnodice dice:

    Me ha gustado muchísimo. La verdad es que nos dicen que pongamos disciplina para llegar lejos aún antes de saber hacia dónde queremos ir. Y esta bailarina encontró lo que más le gustaba así, sin más, hasta el más allá. Que bien! Gracias por compartirlo!

  7. Así es la vida, donde las ilusiones son tan distintas de las realidades.. Buen relato. Saludos.

  8. Markus J. dice:

    cool

  9. Amparo dice:

    Que preciosidad!
    Acabo de descubrir tu blog y me parece maravilloso, voy a seguir disfrutándolo!
    Mil gracias por compartirlo 💜

  10. Simón David dice:

    Wow! Qué intenso! Me atrapó el relato y me gustó mucho.
    Saludos.

  11. Saludos, qué pasó luego con el alma de la bailarina? Reencarnó?. Hace algunos años muchos, contacte en sueños a una mujer que vivía en Nueva York, ella me contó la historia de su vida, la de sus padres, y como vivía en esa gran Ciudad. Lo curioso es que el sueño lo tuve en 1990 y la señora decía que vivía en el año 1970, ella quería escribir un libro, el titulo iba a ser o es Mi Mundo De Campanas Blancas. Yo pienso que contacte el alma de alguien, que dejo algo inconcluso. Yo soy un hombre de 53 años actualmente y vivo en Venezuela. Me gustaría su opinión
    .Guillermo Melendez

    • Escribo lo que me dictan en momento presente, en aquel momento se encontraba en el Hogar de las Almas, para comprender, aceptar y evolucionar…
      EN cuanto lo que tú cuentas, cuando yo recibo información tan precisa como la tuya me pongo en marcha para comprobar los datos que me dicen, muchas veces lo encuentro y confirmo. ¿lo comprobaste tú?
      Saludos!

  12. Me ha parecido una vela historia de lucha y dolor!!
    Un abrazo Julia!🌹

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s