Mensaje de una Vidente tras su Muerte Física

mans als ulls

El alma de una vidente nos habla de sus experiencias en la Tierra y nos relata las visiones que tenía de las almas que están entre nosotros. También nos cuenta los grandes descubrimientos que hizo cuando entró en el Mundo de la Luz.

Fui una vidente que mantuvo ese don medio escondido del entorno social, como la mayoría de las videntes, eso me obligó a reprimir muchas veces lo que podía ver y sentir. Las almas se me acercaban todos los días, algunas sólo me observaban, otras me preguntaban si les podía ayudar y algunas intentaban asustarme. Muchas veces no supe qué hacer, incluso me tapaba los ojos con las manos para dejar de ver, pero el paso de los años me dio la experiencia que necesitaba. Las personas que sabían de mi videncia siempre me hacían preguntas, algunas se lo tomaban a broma, otras me consultaban sus dudas y otras siempre me pedían favores. Yo no invocaba a los fallecidos, pero cuando me preguntaban por ellos casi siempre se presentaban y tenía que ponerles en contacto, con el drama que eso solía suponer. Había almas en todos los sitios, en las calles, en las casas, en los hospitales, los mercados… algunas eran almas perdidas, otras no aceptaban su muerte, algunas actuaban como delincuentes porque se burlaban de los vivos y atemorizaban a las almas que estaban aferradas a la Tierra. Muchas andaban con una luz al lado, otras con almas blancas esperando la decisión de partir, pero otras iban desprendiendo oscuridad y acompañadas de almas oscuras, a veces iban en grupo, generando una energía que las personas pueden sentir, como alteración emocional, nerviosismo, respuestas agresivas que pasado el momento no comprenden como han podido decir o reaccionar de aquel modo, etc. Nunca me dediqué profesionalmente a la videncia, aunque estuve siempre ayudando a las almas a pasar a la Luz.

Cuando yo partí vi a mis padres en los pies de mi cama, sonreían, hacía tantos años que no los veía juntos que me emocioné. Mamá estaba joven como en una fotografía que yo guardaba donde parecía una artista de Hollywood y papá algo mayor que ella, con incipientes canas; formaban una bella pareja. Detrás de ellos estaba la que había sido mi alma-guía desde mi despertar espiritual consciente y aceptado a los veintitantos años, cuando entendí que todo tenía un sentido y que ella me fue trasmitiendo poco a poco. Mis años de madurez y vejez me habían aportado mucho conocimiento espiritual que me hacía sentir en paz y sin miedo al traspaso. Cuando llegó mi momento no vi esa clásica luz, sino que la Luz envolvía toda la habitación. Estuve horas acompañada de mis hijos y nietos mayores, todos envueltos en la Luz. Tras mi muerte física. mi nieta mayor, ya adulta, se sorprendió cuando se dio cuenta que podía ver mi alma y pidió quedarse a solas conmigo. Pude hablarle y contarle que todas las personas dejamos parte de nuestra energía a alguien que elegimos, yo se la dejé a ella para que siguiera trabajando su cualidad de vidente que tanto le gustaba que yo tuviera, ahora había llegado su momento. Cuando yo sentí que no me ataba nada terrenal le di las manos a mis padres como una niña y corrimos los tres por la playa donde jugábamos cuando era pequeña, de nuevo veía la playa de mi infancia que hacía tantos años que no visitaba, me veía como una niña de seis años y aunque me extrañaba lo que estaba viviendo no quería nada más que disfrutar con ellos.    Un rato después mamá me contó que aquello había sido un regalo de despedida del placer de la Tierra, para entrar en el Hogar de las almas donde me sentiría tan llena de amor que no añoraría mi vida ya terminada. Y así fue, me siento llena de amor, tengo muchas respuestas al sentido de la vida, no estamos solos en el Universo, eso fue fascinante porque cuando te lo muestran se abre otra puerta de conocimiento tan distinto que nunca pude imaginar, jamás escuche nada de lo que ahora puedo saber, es tan fascinante conocer almas de otros mundos que tomas conciencia de las palabras infinito y eternidad.

Os mando amor

©Júlia García. Se concede permiso para compartir sin alteraciones citando la autora y el sitio web: https://unashorasdeluz.wordpress.com/   https://www.facebook.com/unashorasdeluz/

15 pensamientos en “Mensaje de una Vidente tras su Muerte Física

  1. Maravillosa historia para llenar d esperanza a los q tienen miedo a la muerte👏👏👏😉Gracias por compartirla, amiga mía.. Besos y abrazos d luz😘🤗❤🎄🌟

  2. Carlos dice:

    Gracias Julia por compartir esta experiencia donde nos invitan a tomar conciencia de lo infinito y eterno para crecer todos los dias en lo espiritual, en esta experiencia terrenal

    • Me encanta poder compartir lo que yo recibo con personas como tú, que están en el proceso de evolución aquí en la Tierra, que sin duda ayuda a entrar en el mundo de la Luz cuando sea el momento, sin miedo y con esperanza de que todo lo vivido tiene sentido.
      Un abrazo, Carlos 🙏

  3. julia2en1 dice:

    Siempre es un grandisimo placer leerte. Gracias Gracias Gracias.

  4. Hola Julia, queria decirte que ya que disfruto tanto de tu blog y de tu trabajo, te he nominado para el SUNSHINE BLOGGER AWARD. Puedes ver en mi blog lo que debes hacer para aceptar y para nominar a otros que tu escojas. Enhorabuena!
    Un saludo de Valencia,
    Francisco

  5. lola dice:

    Querida Julia, gracias por cada mensaje y cada historia que compartes con nosotros. Me llena de esperanza y de fe leerte y saber con fiel certeza que después de esta vida volveremos al verdadero Hogar acompañados por seres de luz y rodeados de amor. Transmites paz, calma y alivio. Gracias de corazón. No deseo volver a este planeta de dolor y sufrimientos, sin embargo, doy gracias por todo lo que me llevaré en el alma cuando me toque partir.
    Gracias por siempre.
    Un abrazo de luz.

    • Agradezco mucho tus palabras que siento que surgen de tu corazón.
      Las almas nos transmiten esa paz que tanto necesitamos todos. Y al igual que yo, creo que la experiencia que me llevaré de la Tierra me servirá mucho para seguir evolucionando en otro lugar o de otra forma, sin ese dolor y sufrimiento del que tú hablas.
      Un abrazo de Luz para ti, Lola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s